Síguenos en:
25 de noviembre del 2020
Inteligencia de Mercados

Informes de las exportaciones peruanas por sectores
Comercio Exterior | Exportaciones Peruanas | SIICEX Mapa de Sitio Contáctenos 

Recibe información de Inteligencia de Mercados

Noticias

Buscar noticias  
Slow Fashion, la nueva forma de entender la moda
 
Nace una revolución social que se ve reflejada en el sector textil y que adquiere nombre propio: Slow Fashion Next.
 

El 24 de abril del 2013 se produjo una de las mayores catástrofes humanitarias del momento: el derrumbamiento del edificio Plaza Rana Savar en Dacca (capital de Bangladesh). Este edificio contenía en su interior cinco talleres de confección, donde murieron más de mil personas y hubo centenares de heridos. Esta tragedia dejó al desnudo a algunas de las empresas de moda más influyentes, desatando toda una oleada de protestas sobre las condiciones de trabajo y de seguridad con las que trabajaban los empleados. A partir de este suceso, nace una revolución social que se ve reflejada en el sector textil y que adquiere nombre propio: Slow Fashion Next. Este nuevo concepto surge a través de una plataforma de formación que busca unir a diferentes empresas para impulsar la moda sostenible, así como el consumo responsable, dentro del cual destaca el programa Slow Fashion Revolution. Además, este último proyecto cuenta con la participación de la Unión Europea, quien trabaja de manera activa sobre su difusión y divulgación, con el fin de dar lugar al desarrollo de una nueva mentalidad y una nueva forma de consumo por parte de la sociedad, partiendo siempre desde la educación.  Cristina García, una de las principales coordinadoras de este programa en España, nos habla sobre esta revolución: “Fashion Revolution nace con el objetivo de concienciar a las marcas y a los consumidores sobre la cadena de suministro en la industria textil”.  Para alcanzar estos objetivos Pilar Riaño, periodista y directora de modaes.es, considera que estos propósitos solo podrán alcanzarse en el momento en el que el consumidor comience a presionar verdaderamente a las empresas, y sean estas quienes vean debilitadas su reputación al no luchar contra el impacto ambiental y humanitario. Por otro lado, Pilar señala que este consumo responsable acabará viéndose reflejado en una economía más sostenible.  No obstante, este cambio de conciencia y de consumo se ha visto limitado por la crisis económica, puesto que el uso de materiales ecológicos o el empleo de una nueva cadena de fabricación más ética suponen un mayor coste sobre la prenda, y esto indudablemente influirá negativamente sobre la Ley de la oferta y la demanda del sector. Slow Fashion Revolution busca el diálogo constante con las marcas, con el fin de crear una nueva cadena de valor transparente que de visibilidad a aquellas firmas que no cumplen en cierta medida las condiciones laborales o medio ambientales, nos explica Cristina García. Por tanto, una de las labores principales del Fashion Revolution es contestar a las siguientes cuestiones: Quién hizo mi ropa, Dónde se hizo mi ropa, Cuándo se fabricó, Cómo y Por qué. En la respuesta de estas cuestiones ha jugado un papel fundamental las distintas redes sociales, a través del hastagh #quienhizomiropa, gracias al cual podemos “poner cara” a cada prenda que vestimos a diario. Es en este último aspecto donde los jóvenes juegan un papel esencial, pues son el principal foco de este movimiento global, al considerar que actuarán como germen de cultivo para que en un futuro próximo la concienciación consiga un alcance real en todo el mundo. Cada uno de los coordinadores y colaboradores del movimiento Fashion Revolution actúan con el objetivo de que la sociedad adquiera la suficiente capacidad crítica de elegir una prenda y otra, basándose en la fabricación de cada una de ellas. Cada día son más las marcas y diseñadores que se suman a este nuevo concepto de moda, e incluso algunas firmas como Ecoalf nacieron desde la base de esta mentalidad y ética. Ecoalf es una de las empresas líder en el ámbito de la moda sostenible, fundada por Javier Goyeneche, consigue llevar a cabo una serie de alianzas sofisticadas y procesos de innovación para desarrollar distintos tejidos y materiales reciclados, con los que crean colecciones completamente actuales y de un gran éxito mundial. A ellos se suman marcas jóvenes, y con una gran influencia entre los más jóvenes, como son Pompeii, Skunkfunk o el jóven diseñador Moises Nieto, además de la suma de grandes imperios textiles como Zara o H&M. Así, Zara lanzó la noticia sobre su primera colección eco, bautizada como ‘Join Life’. Fashion Revolution no es solo un movimiento hacia una moda sostenible, sino también un movimiento que busca luchar por una industria transparente, donde las condiciones de trabajo sean óptimas para cada empleado, en cada fábrica y talleres del mundo, asentándose siempre sobre la educación de la sociedad.  La moda ya ha demostrado su capacidad para reinventarse y adaptarse a los nuevos tiempos que nos ha tocado vivir, ahora solo queda pendiente que sea la sociedad quien haga el esfuerzo de reinventar su mentalidad y forma de consumo.  

 
Fuente: MadridEsNoticia
Fecha de Publicación: 26 de Septiembre del 2016

Imágenes relacionadas

moda
Titulo :   moda 

Ir a Boletín

 




Servicios al Exportador